El Polo Fest, en su tercer edición en la Ciudad de México, esta siendo el evento ecuestre de preferencia para el cierre del año, en donde se desarrolla la final de temporada de la Federación Mexicana de Polo.

Tuvimos el gusto de platicar con el Lic. Gerardo Luis Castillo, director ejecutivo de Grupo Rentable, presidido por el Lic. Ricardo Escoto, reconocido por Revista Paddock 2022, por su gran colaboración y esfuerzo en la promoción del medio ecuestre, por medio de la organización de éste magnífico esfuerzo.

¿Qué es el Polo Fest?, ¿Cómo surgió esta idea de organizar este gran evento caracterizado por llamarse “deporte de Reyes”?

Gerardo Luis Castillo: Básicamente, el polo existe desde hace muchísimos años. Algunos dicen que se inventó en la India, lo reglamentaron los ingleses, los americanos lo comercializaron. Hoy por hoy, en Argentina, es donde es más fuerte. La Meca del Polo tiene un semillero de grandes jugadores, la atención de marcas y una ventaja.

Sin duda, en el mundo respecto a lo que es el poder. México tiene mucha tradición de polo, especialmente con los militares, siendo un gran entrenamiento para caballos de guerra.

El ejército tuvo un gran equipo durante muchos años. El Campo Marte, a menudo considerado como un campo de polo en su origen arquitectónico, incluso el terreno del Auditorio Nacional era parte del complejo deportivo, haciendo dos campos de polo.

Conversando con Miguel Calzada, presidente actual de la Asociación Mexicana de Polo, la Federación tiene 100 años, con varias familias como Braniff Lascurain involucradas. Estaban jugando polo, además de los militares.

Varios clubes en México han evolucionado, con más jugadores. Hace 30 años, no eran más de 60 jugadores a nivel nacional. ¿De dónde surge el Polo Fest?, del auge que empezó a tener el deporte, por el gran crecimiento en sus participantes, se logró tener ya una competencia con volumen y gran calidad en sus jugadores.

El crecimiento se ha dado a medida que se han establecido nuevos clubes y se ha obtenido respaldo de inversionistas. En Cancún, por ejemplo, ya contamos con un club. En la zona del Bajío, los Gallardo han realizado un esfuerzo significativo, teniendo tres campos de polo con desarrollos importantes como El Marqués y Balvanera en Querétaro.

¿Cómo es la estructura de una cancha de polo, especialmente para atraer inversionistas?

No es sencillo; se necesita aproximadamente seis hectáreas para la cancha, con una medida ideal de 300 metros de largo y 120-140 metros de ancho, incluyendo el backstop. Puede haber variaciones, pero se requiere este tamaño para considerarlo un campo oficial.

La medida obedece a la operatividad del juego, pues la velocidad del caballo es muy alta, y la flexibilidad del mazo también. Uno de los aspectos importantes es la rapidez, la gran distancia que recorre el caballo, hay mucho movimiento.

Por: Carlos E. Lanzagorta Gonzalez.